Concurso Centro das Artes de Verín

18 / junio / 2011
  por  

QL Ingeniería ha colaborado con el Estudio Buj+Colón en el Concurso de Ideas para el nuevo “Centro das Artes de Verín”. El proyecto toma prestado el principio constructivo del Hórreo y lo convierte en ritmo. Una secuencia de bandas de ancho variable establece la jerarquía necesaria para organizar el edificio.

El programa define el ancho de cada banda y configura sus propiedades espaciales, acústicas, lumínicas… Dicha estructura se eleva del suelo mediante elementos puntuales que van a permitir liberar la planta baja y dar acceso a grandes flujos de visitantes. La estructura se rompe al entrar en contacto con el espacio público y aparece la fachada principal, como un gran plano acristalado que baña de luz los interiores de la planta primera.

La propuesta presentaba una serie de aspectos interesantes desde el punto de vista estructural que nos parece interesante compartir. La estructura vertical del edificio se articula en torno a cuatro núcleos principales de hormigón armado.

Desde el punto de vista funcional, algunos de estos núcleos sirven como elementos de circulación vertical o albergan espacios con un programa claramente diferenciado del resto de estancias mientras que desde el punto de vista estructural, estos núcleos serán los elementos principales del sistema resistente del edificio frente a los esfuerzos horizontales.

Los núcleos presentan una variación geométrica que tiene un doble objetivo, ya que además de adaptarse al programa funcional permiten apoyar el forjado de planta primera y resolver los grandes voladizos, del orden de 15-20 m, existentes en la zona de acceso del edificio. Estos 15-20 m de voladizo son únicamente aparentes, ya que el forjado de la planta primera se apoya en las grandes ménsulas que forman los núcleos entre las plantas primera y de cubierta, siendo los voladizos reales mucho más reducidos gracias a esta operación de “camuflaje estructural”.

Detalles de los Núcleos de Hormigón Armado y del Modelo de Cálculo de la Planta Primera

La cubierta del edificio posee una importante carga conceptual ya que constituye el eje alrededor del que se articula la propuesta arquitectónica, hecho que se ha conjugado de modo perfectamente simbiótico con su concepción estructural, basada en una gran lámina plegada que permite cubrir todo el espacio sin necesidad de disponer pilares intermedios bajo la misma.

Para ilustrar el comportamiento estructural de una lámina plegada, no cabe ejemplo más simple que el del comportamiento de una hoja de papel frente a una carga aplicada en la misma. Los pliegues en la lámina permiten incrementar notablemente el canto estructural disponible transformando el mecanismo inicial de flexión dominante en una losa convencional por un mecanismo de tracción / compresión que es más eficiente y económico. Mediante este tipo de sistema estructural se pueden salvar grandes luces con un coste relativamente moderado.

Si bien el comportamiento tipo lámina no era totalmente “puro”, permitía que la cubierta se pueda resolver con una losa de hormigón armado de espesor reducido, en el entorno de los 20 cm, de tal modo que permitía mantener una planta totalmente diáfana con un coste muy reducido respecto a otras alternativas para salvar luces similares.

Imagen que ilustra el Modelo de Cálculo de la Cubierta Plegada y su Concepto Estructural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>